¿Qué estilos de aprendizaje existen? ¡Descúbrelos!

Después de hablaros hace algunos días sobre la importancia de tener en cuenta los distintos tipos de aprendizaje en la educación, puede ser un buen momento para conocerlos.

Aunque la mayoría de las personas tiene una combinación de los ocho estilos de aprendizaje que te contaremos a continuación, la mayoría de nosotros tenemos un método preferido para procesar la información. Cada uno tiene sus propias fortalezas y debilidades, pero no hay una sola forma correcta de aprender.

Dicho todo esto, examinemos cada uno de los estilos de aprendizaje y cómo se pueden abordar en el aula o en el entorno de aprendizaje de un niño.

Los diferentes estilos de aprendizaje

Visual

Con este aprendizaje, los alumnos usan imágenes, colores y dibujos para aprender. Entienden y les gustan los mapas y gráficos. Su razonamiento espacial es sólido y puede comprender la ubicación de los objetos en relación con el entorno con facilidad.

Suelen ser buenos para descifrar datos visuales en forma de mapas y gráficos. Si bien se destacan en temas como la geometría, luchan con la aritmética y los números en general. Ven el mundo de una manera diferente: son imaginativos, piensan creativamente y procesan rápidamente lo que ven en lugar de lo que escuchan.

Formas de mejorar la retención:

  • Usar cuadros, gráficos, mapas, diagramas, líneas de tiempo e infografías.
  • Implemente herramientas y tecnología digital para ayudar al aprendizaje.
  • Reemplazar palabras con colores e imágenes.
  • Crear esquemas en lugar de bloques de texto.
  • Destacar puntos importantes en el texto.

Auditivo

En este caso, los alumnos retienen la información más fácilmente cuando la instrucción se refuerza a través del sonido. Piensan en sonidos en lugar de imágenes. Piensan cronológicamente y aprenden mejor a través de métodos paso a paso. A diferencia de los estudiantes visuales, tienen una memoria impecable para las conversaciones y disfrutan los debates y discusiones. Tienen fuertes habilidades lingüísticas y se desempeñan bien en los exámenes orales. Como su nombre lo indica, también tienen talentos musicales y pueden discernir notas, ritmos y tonos individuales. Por otro lado, pueden tener más dificultades para interpretar expresiones faciales y gestos, así como gráficos y cuadros complejos.

Formas de mejorar la retención:

  • Participar en discusiones y debates.
  • Leer en voz alta.
  • Memorizar material.
  • Escuchar música mientras se hacen los ejercicios, se estudia o repasa.
  • Usar canciones o rimas para recordar material nuevo.
  • Usar dispositivos mnemotécnicos.

Verbal

Los alumnos que utilizan este tipo de aprendizaje procesa información mediante el uso del lenguaje. Destacan en lectura, escritura, escucha y habla. Tienen una memoria excelente para las cosas que han leído y les suelen gustar todo tipo de juegos de palabras, rimas y trabalenguas. Muchos de ellos también tienen facilidad para aprender diferentes idiomas. Estos alumnos disfrutan particularmente de las clases de escritura, teatro y habla.Les gusta escuchar la palabra hablada y leerla. Les resulta fácil expresarse. Las áreas clave en el cerebro responsables de este estilo de aprendizaje son los lóbulos temporales y frontales.

Formas de mejorar la retención:

  • Hacer apuntes o tomar notas.
  • Repasar.
  • Volver a leer y reescribir los apuntes.
  • Hacer resúmenes de los temas.
  • Crear listas con palabras y frases clave para ayudarlo a recordar conceptos.
  • Utilizar las siglas mnemotécnicas para ayudar a recordar.

Kinestésico

El alumno cinestésico (también llamado físico) explora su mundo a través del tacto. Aprenden mejor cuando sus cuerpos están involucrados en el proceso de aprendizaje. Esto puede significar cualquier cosa, desde crear obras de arte con sus manos hasta poder manipular lo que se está aprendiendo. Estos tipos de estudiantes se benefician de grandes espacios que les permiten dibujar y escribir. También pueden encontrar que caminar de un lado a otro mientras leen es propicio para su aprendizaje. 

Formas de mejorar la retención:

  • Las lecciones prácticas son el método ideal de aprendizaje para ellos.
  • Revisar y recitar notas mientras realiza otras actividades físicas, como caminar, correr.
  • Usar juegos de rol o juegos de mimo para representar el material del tema.
  • Enseñar a otra persona lo que está aprendiendo.
  • Puede ser positivo convertir algunos temas en proyectos de arte (hacer posters o cualquier objeto).
  • Hacer gráficos, imágenes y mapas para involucrar todos los sentidos

Lógico

Este tipo de aprendiz (también conocido como matemático) destaca en el razonamiento matemático y lógico. Pueden resolver problemas relacionados con números y pueden descifrar fácilmente información visual abstracta. También son expertos en analizar las relaciones de causa y efecto y tienden a pensar linealmente. Les gusta clasificar y agrupar información, así como crear listas ordenadas, agendas e itinerarios. Son capaces de realizar cálculos relativamente complejos en sus cabezas y disfrutar de juegos de estrategia.

Formas de mejorar la retención:

  • Ayudarles a que comprendan los conceptos clave detrás de los temas, evitar que solo memoricen.
  • Apoyar los temas con gráficos, estadísticas o listas.
  • Convertir el material en juegos mentales estratégicos.
  • Estimular su mente con  juegos matemáticos y resolviendo acertijos.
  • Crear objetivos e incentivos específicos y registrar su progreso

Social

El estudiante social (también llamado interpersonal) aprende mejor cuando está en un grupo.

Es único en su capacidad de aprender mejor a través de las interacciones con otras personas. Por lo general, les gusta trabajar a través de temas en un entorno grupal y sacar ideas de otras personas. Los estudiantes sociales están dotados para comprender las emociones y expresiones faciales de los demás, suelen ser más empáticos.

Este alumno suele ser un buen comunicador y le gusta hablar con los demás.

Formas de mejorar la retención:

  • Buscar entornos de aprendizaje cooperativo.
  • Utilizar el juego de roles para mejorar el aprendizaje.
  • Les es muy útil para retener la información, enseñar a otros lo que están aprendiendo.
  • Participar en programas de intercambio de idiomas.

Solitario

Este alumno solitario (también llamado intrapersonal) prefiere trabajar solo y prospera en entornos tranquilos. Buscan estudiar y aprender de forma independiente. Son excelentes en la autogestión de objetivos y la gestión del tiempo. Al niño intrapersonal le gusta jugar solo y muestra una gran imaginación. Por lo general, los alumnos solitarios están en sintonía con sus sentimientos, quiénes son y qué son capaces de hacer. Estos tipos de alumnos son muy independientes y están especialmente dotados en las áreas de autogestión y autorreflexión.

Formas de mejorar la retención:

  • Proporcionarle un lugar tranquilo pero cómodo para estudiar solo.
  • Establecer objetivos personales de aprendizaje y realizar un seguimiento de su progreso regularmente.
  • Mantener un diario o registro de aprendizaje.
  • Alentarlo a encontrar conexiones entre lo aprendido y el nuevo material.

Además, es importante tener en cuenta que el hecho de que pertenezca a una determinada categoría, como el aprendizaje social, no significa que esté destinado al fracaso en materias que requieren un aprendizaje lógico, como las mates o las ciencias. No está destinado a limitar sus capacidades, sino más bien a brindarle una mayor comprensión de cómo procesa la información.

Los estudiantes pueden alcanzar su potencial de aprendizaje con mayor facilidad si no solo entienden sus estilos de aprendizaje preferidos, sino que también desarrollan y practican habilidades en los otros estilos de aprendizaje para convertirse en un aprendiz completo. Cuando el niño aprende bien, podrá adaptarse en diversos entornos educativos, personales y sociales.

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com