Por qué un solo estilo de aprendizaje no funciona para todos los estudiantes

En 1995 Gary Chapman publicó un libro que fue superventas llamado: Los 5 tipos de lenguajes del amor. En dicho libro, el autor mantiene que el amor puede expresarse de formas distintas y que cada persona suele tener entre una y dos tipos de lenguaje con el que nos sentimos más cómodos, tanto para expresarlo como captarlo. Comprender nuestras preferencias y tendencias nos permite que nuestras relaciones mejores.

Te preguntarás por qué te contamos esto si nuestro ámbito es la educación y las oposiciones.

Te lo contamos porque si cada persona tiene su propio lenguaje del amor, todos también tenemos nuestro propio estilo de aprendizaje. Tiene lógica, ¿verdad?

Cada persona aprende de una forma concreta y este estilo predominante no desaparece después de los años de escolarización; nos acompaña hasta la edad adulta.

Como el cerebro es plástico, se puede modificar y cambiar con las circunstancias, sin embargo partimos de un estilo único.

Muchas personas descubren que tienen un estilo de aprendizaje dominante con mucho menos uso de los otros enfoques de aprendizaje. Otros, en cambio, pueden encontrar sus estilos de aprendizaje bastante equilibrados y usar ciertas fortalezas en diferentes situaciones.

No hay una forma correcta o incorrecta de aprender. Y perfectamente puedes desarrollar habilidades en un estilo de aprendizaje menos dominante para ampliar tu capacidad de aprendizaje.

Fascinante, ¿verdad?

Investigaciones recientes han demostrado que los niños aprenden de maneras únicas y que nuestro sistema educativo actual de «talla única» a veces atiende a un puñado de estudiantes en nuestras aulas, pero no a todos. (Menuda novedad descubrir que nuestro sistema educativo no es perfecto)

Esto no quiere decir que los educadores y las escuelas deben atender el estilo de aprendizaje de cada estudiante concreto, sin embargo, debemos esforzarnos por ayudar a los niños a tener éxito y mostrar su potencial a través de otros medios de aprendizaje. Buscar formas distintas de plantear los temas y que, dentro de la medida, se puedan abarcar los diferentes estilos.

Hay una división de este problema entre aquellos que afirman que los niños son incapaces de aprender a menos que sea su estilo dominante y aquellos que afirman que cada estudiante debe aprender con los mismos recursos, sin ayudas adicionales. Cuantos más estilos de aprendizaje estén sujetos los estudiantes, mejor. Si impulsamos la idea de que un niño solo aprenda de una manera específica, esto podría crear una limitación para nuestros estudiantes, lo que también evita que los niños se afirmen de otras maneras creativas o que se apoyen demasiado en los edukadores  para atender directamente a su estilo de aprendizaje único. .

Abrir las puertas a otros estilos de aprendizaje mejora el pensamiento crítico, permite a los niños tomar sus propias decisiones, amplía sus puntos de vista sobre cómo resolver problemas y les brinda oportunidades para desarrollar nuevas ideas desde diferentes perspectivas. Nuestro objetivo es no solo exponer a los niños a varios estilos de aprendizaje, sino ayudarlos a ser más completos en su capacidad de aprendizaje y preparar al cerebro para que aprenda de manera integral.

Debemos darnos cuenta de que todos tienen su propia forma de aprender y hay que hacer todo lo posible para facilitar el aprendizaje de nuestros estudiantes. Y en casos concretos, puede haber adaptaciones razonables que puedan ayudar a su potencial de aprendizaje.

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com