Por qué es importante el repaso en las oposiciones

Repasar suele ser una de las partes del estudio que da más pereza, pero forma parte del proceso de aprendizaje. De la misma manera que has dedicado tiempo a planificarte, leer, hacer esquemas, resúmenes y comprender el temario, tienes que dedicarle un poco de tiempo al repaso. De esta forma mejorarás el rendimiento y le sacarás el máximo partido a todo lo que has hecho anteriormente.

 

¿Por qué es importante repasar?

 

¿Te suena lo que se llama la curva del olvido? Este famoso gráfico fue creado por Ebbinghaus, un psicólogo alemán que durante el siglo XIX realizó distintos experimentos sobre la memoria para estudiar los procesos implicados en la retención de información y en el olvido de ésta.

A través de los resultados de estos experimentos se elaboró la curva del olvido, que básicamente lo que viene a decir es que el nivel de retención de lo que aprendes, disminuye con el paso del tiempo.

¿Cómo va este olvido exactamente? Tras adquirir la información, el nivel de material aprendido, baja drásticamente en los primeros momentos, pudiendo perder más de la mitad a lo largo del primer día. A partir de ahí, sigue disminuyendo, aunque a paso un poco más lento, hasta que llega un punto, normalmente a partir de la semana del aprendizaje, en que se queda estable y ya no se produce mayor pérdida. En total llegamos a olvidar un 80% de la información. Dramático, ¿verdad?

 

El panorama es un poco desolador pero, la buena noticia, es que necesitas menos tiempo para reaprender esa información y que, una vez se trasladan los conocimientos de la Memoria a Corto Plazo a la Memoria a Largo Plazo, terminamos por retener esos aprendizajes.

 

Y aquí es dónde entra el repaso.

 

Durante las opos no solo es imprescindible repasar cuando tienes las pruebas a la vista, sino que es importante ir haciéndolo durante todo el proceso. Sobre todo durante estos últimos meses para mantener frescos todos los temas que ya te has estudiado.

 

Y ¿por dónde empezamos?

 

No te asustes, no debes volverte a leer todo el material,  por eso conoces el arte de hacer esquemas de profesional y cómo hacer un buen resumen digno de ser vendido y todo. Y en ellos tienes la información y los datos más relevantes que necesitas para repasar.

Lo ideal es repasar de forma espaciada, es decir a intervalos. Hacer un primer repaso al día siguiente de haber estudiado, hacer un segundo repaso a la semana, un tercer repaso al cabo de un mes y, a partir de aquí, seguir repasando mes tras mes.

 

1r repaso: Al cabo de un día

2º repaso: al cabo de una semana

3r repaso: a los 30/40 días

4º repaso: 30/40 días después del anterior

Y así sucesivamente.

 

Pero esto puede ser complicado llevarlo a rajatabla. La idea es que el repaso se vaya espaciando y haciendo cada X tiempo.

 

En cuanto a cómo repasar, hay dos grandes sistemas: el de arrastre y el de vueltas.
El de arrastre consiste en ir estudiando y repasando, lo anterior, al a vez. Ir sumando los temas que vas estudiando al repaso
. Es decir, hoy te estudias un tema, mañana te estudias otro y repasas el de hoy, pasado otro más y repasas los dos anteriores, etc.

El sistema de vueltas consiste en estudiar un bloque o grupo de temas del tirón (en el tiempo que necesites) y luego repasarlos todos.

A cada persona le puede ir mejor un sistema que otro. Debes ver tú como trabajas y asimilas conceptos mejor.

Si aún no has empezado a repasar o no llevas una planificación de tu repaso, que no cunda el pánico, aún estás a tiempo. Empieza ahora: mejor tarde que nunca.

 

¿Cuánto tiempo debes invertir en repasar?

El que necesites. Probablemente habrá temas que te serán mucho más fáciles y que los repasarás en un santiamén y otros que te van a dar más guerra. Tómatelo con calma y ajústalo en función de cómo lo veas.

 

Que no se te venga el mundo encima si tú no tienes tiempo de ir repasando cada día.

Lo que te explicamos está basado en la práctica ideal pero, ni siempre podemos ser opositoras modélicas ni disponemos de todo el tiempo del mundo. Hay prioridades dentro del propio estudio pero también hay una vida ahí fuera con la que necesitas conectar.

 

Mejor hacer algo que no hacer nada. Es decir, mejor que repases un ratito un día a la semana, que no que no lo hagas nunca. Pero también mejor que solo le dediques un ratito un día a que lo hagas 6 días y te agobies y te amargues más de la cuenta.

 

Para que esto sea más fácil, en el próximo post te contaremos algunos truquillos y tips para que repasar sea más sencillo.

 

FormArte, el arte de formar.

 

 

Una respuesta a “Por qué es importante el repaso en las oposiciones”

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *