Por qué el sentimiento de pertenencia es clave para el aprendizaje.

El sentimiento de pertenencia es un factor clave tanto en la educación como en la vida en general. Todos necesitamos sentir que formamos parte de un grupo ya que nos permite sentirnos acompañados por nuestros iguales y nos ayuda a desarrollar nuestra identidad.

Como bien sabrás, el colegio no es solo una institución de formación académica, sino que también es un espacio afectivo en el que niñas/os y jóvenes se forman como personas. Tanto en sus primeros años de escolaridad, como durante la adolescencia, es fundamental sentirse parte de un todo y percibir el apoyo tanto de padres como de docentes. Esto permitirá que tanto ellos como tú os incolucréis más y que se cree un ambiente apto para el desarrollo de ideas, acciones y actitudes.

 

No se habla mucho de ello, pero el sentimiento de pertenencia puede incidir de forma significativa en el aprendizaje.

La identidad no surge de forma espontánea, sino que se construye a partir de la cultura, el contexto social y la participación en una o distintas comunidades.

 

El sentido de pertenencia en la escuela es el grado en que los estudiantes se sienten respetados, aceptados y apoyados por profesoras/es y compañeras/os. Como ya te hemos comentado, se ha relacionado con la atención y el esfuerzo de los alumnos en clase, su persistencia y la finalización de las actividades de aprendizaje.

 

Comprender el sentido de pertenencia es importante para las educadoras, como tú. Te permite planificar prácticas efectivas para apoyar a los estudiantes, tanto en el aula como en la escuela en general.

 

Según investigaciones internacionales, cuando los estudiantes sienten que son parte de una comunidad escolar, participarán activamente en actividades tanto académicas como no académicas.

 

Mejorar los sentimientos de pertenencia en la escuela puede apoyar tanto el compromiso como el logro de los estudiantes. Los estudiantes que reportan un alto sentido de pertenencia en la escuela generalmente se esfuerzan más y están más motivados. En cambio, un bajo sentido de pertenencia se asocia a comportamientos negativos y a más probabilidades de abandono escolar.

 

Y tú como maestra tienes un papel importantísimo en el fomento del sentido de pertenencia de los estudiantes. Sí, como lo lees.

Si un estudiante considera que su maestra/o le está cuidando y aceptando, es más probable que adopte los valores académicos y sociales que le estás transmitiendo. Y esto puede influir en cómo se sienten tus estudiantes sobre el trabajo escolar y cuánto (o qué poco), lo valoran.

Las prácticas de enseñanza que adoptes en el aula, son claves. ¿Sabes cuáles son los enfoques que fomentan la pertenencia?

 

  • Priorizar relaciones de alta calidad entre maestros y estudiantes
  • Crear un ambiente de aprendizaje solidario
  • Ofrecer apoyo emocional a los estudiantes siempre que sea necesario.
  • Ser sensible a las necesidades y emociones de las/os alumnas/os.
  • Mostrar interés por ellos, más allá de sus notas y sus logros académicos.
  • Intentar comprender el punto de vista de los estudiantes (aunque a veces diste mucho del tuyo).
  • Trato respetuoso y justo
  • Fomentar relaciones positivas entre compañeros y el respeto mutuo entre ellos para establecer un sentido de comunidad.
  • Gestionar el aula de forma positiva.

 

Queremos recalcar que hay algunos grupos de estudiantes que pueden sentir niveles más bajos de pertenencia, por la falta de tolerancia que aún existe en nuestra sociedad (es triste que a estas alturas aún estemos así). Algunos ejemplos podrían ser estudiantes con distintos orígenes culturales o lingüísticos, estudiantes con discapacidades o que se identifican como LGBT+.

Por ejemplo, hay estudios que exponen que los estudiantes de origen inmigrante tienen actitudes más positivas y mayor motivación académica si sienten que sus profesoras/es se preocupan por ellos, les dan feedback académico y orientación y les prestan su ayuda cuando es necesario.

 

Por lo que es necesario que existan estrategias escolares que aumenten el sentido de pertenencia en estudiantes en riesgo. Esto podría reducir las tasas de abandono escolar y mejorar su rendimiento académico.

Pero no nos olvidemos que es fundamental para TODOS los alumnos.

 

Luchar por promover el respeto a la diversidad étnica, ser intolerante a la discriminación, implementar prácticas de concienciación y respeto, fomentar la participación de los padres en la escuela para crear conexiones sociales entre hogar y colegio y crear una cultura escolar de aceptación, son puntos que deberían ser prioritarios para cualquier escuela.

 

 

FormArte, el arte de formar

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *