Por qué debes mantenerte enfocada en tus sueños

Mantenernos enfocadas en nuestros objetivos es difícil. Al empezar, estamos muy motivadas y con inmensas ganas de comernos el mundo. Pero todas sabemos que esa motivación disminuye con el tiempo. Quedamos atrapadas, atascadas, frustradas, sobrepasadas, sobrecargadas de trabajo, distraídas, y simplemente nos desviamos del camino. Es complicado mantener el foco cuando tenemos tanto que hacer.

¿O no?

Cuando las obligaciones nos debilitan y nos empujan en cualquier dirección, es fácil dejar que la vida nos abrume. Es fácil verse sobrepasada por emergencias y crisis que sentimos como inevitables, por lo que perder ese enfoque y motivación nos parece poco importante. Lo de menos, vaya.Sin embargo, en el fondo, sabemos que esas excusas no nos llevarán a ninguna parte.

Sí, es fácil dejar que las circunstancias se apoderen de nosotras y dejarnos llevar por la vorágine del día a día, pero ¿está bien desviarse tanto que olvidamos lo que realmente queríamos y por qué lo queríamos?

Por eso, mantenernos enfocadas en nuestros objetivos no solo es importante, es crucial.

Si te has fijado algunos objetivos que aún no has cumplido y que has dejado en un segundo plano, quizás te estás preguntando qué pasó y cómo puedes mantener el foco en ellos. ¿Realmente tiene que ser tan complicado? ¿Es, de verdad, tan difícil mantenerse enfocada en algo que anhelamos y que estamos tratando de lograr? ¿o simplemente no estamos tomando el enfoque correcto?

Generalmente, nada de lo que queremos lograr es simple o fácil. Probablemente si lo fuera, no sería un objetivo para ti. Normalmente los grandes objetivos están tan lejos de donde estamos que casi puede ser aterrador.

Sin embargo, necesitamos marcarnos estos objetivos. Soñar un poco a lo grande e intentar llegar lo más lejos posible. Lo que tienes al alcance de tu mano no es un reto, es lo que ya conoces, tu zona de confort. Pero hay muchísimas posibilidades ahí fuera, y seguro que alguna que te quita el sueño. No hay que conformarse, hay que intentar alcanzar esos objetivos que en un principio fueron sueños.

Y si muchos otros lo consiguieron antes que tú, es evidente que no es imposible. Solo hay que pelear por ello y mantenernos enfocadas en nuestros objetivos.

Entonces, ¿cómo funciona esto? ¿Cómo nos mantenemos enfocadas en nuestros objetivos para que podamos lograr las cosas que queremos lograr en lugar de quedarnos atrapadas en el status quo por otro día, semana, mes o incluso años?

Hay formas de hacerlo. Existen métodos y técnicas que puedes implementar para ayudarte a evitar desviarte demasiado del rumbo fijado.

La clave aquí es establecer un plan antes de perder ese enfoque tan importante.

Cuando tienes un plan para mantenerte enfocado y puedes anticipar esas pérdidas de tiempo y cosas que tienden a desviarte del camino, es mucho más fácil hacer las cosas. Cuando simplemente hay una idea en tu cabeza y no hay plan alguno, todos sabemos lo fácil que es olvidarse de nuestros objetivos para otro día más.

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él.

Paulo Coelho

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com