La creatividad también es para ti

La creatividad a menudo se asocia con los niños/as de primaria a quienes se les anima a dibujar o colorear como un medio de expresión personal. Para los estudiantes más mayores, se relega la creatividad a aquellos que tienen unas habilidades específicas y que quieren dedicarse a ello.

Hasta aquí la relación de la creatividad con los alumnos. La idea de ser creativo se pierde si no se trata de alumnas/os que quieren hacer carreras de arte, diseño o escritura. Publicidad, si nos apuras..

Los estudiantes que quieren dedicarse a carreras de ciencias o económicas, por ejemplo, tienen que tener una mente mucho más seria y desarrollar habilidades de pensamiento crítico. Al final, ellos tratan con problemas del mundo real.

En esta mentalidad, muy arraigada en la sociedad, nos olvidamos que la creatividad no es sólo coger pintura y ponerse a dibujar. La creatividad consiste en desarrollar ideas y soluciones innovadoras. En ver las cosas desde otro prima, en buscar formas nuevas de hacer las cosas.

La creatividad no es una herramienta que se limite a determinadas actividades o profesiones, sino todo lo contrario. Se trata de una acción que nos hace crecer sin tener ningún límite, de ahí su importancia. 

Y no necesariamente la debemos vincular a los ámbitos laborales, sino también en nuestra vida cotidiana es una herramienta de gran importancia.

Es cierto que, como todo, hay personas más creativas que otras; al igual que hay personas a quien se les da mejor tocar un instrumento y a otra desarrollar problemas matemáticos. Pero eso no significa que no se pueda desarrollar si la trabajamos. 

Cuando sientas que necesitas darle una pizca de creatividad a tus clases, a tus apuntes, a tu programación o incluso a tu habitación… cierra los ojos e imagina de lo que eres capaz, el cielo es el límite. 

No tengas miedo a hacer las cosas diferentes e ir un paso más allá. No te dejes empequeñecer por los demás o por como se ha hecho todo hasta ahora.

Es importante que desarrolles todo tu potencial para poder ser la maestra que quieres ser, para poder cambiar la educación, para crear un impacto positivo en tus alumnos/as y darles lo mejor de ti.

Y la creatividad es parte de este potencial. Al principio cuesta encontrarla (te lo comentamos cuando hablábamos de nuevas ideas), pero a medida que tu mente empieza a poner el chip, te vas volviendo más creativa y encuentras fuentes de inspiración en los lugares más recónditos.

Y, de la misma forma, descubres cómo implementarlo, cómo hacerlo, cómo puedes sacarle la parte educativa.

Depende de ti.

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com