Inspirándonos en el sistema educativo finlandés (Parte I)

El sistema educativo finlandés, como bien debes saber, es considerado como uno de los mejores del mundo. Sus resultados en el informe PISA, así lo indican.

 

¿Qué es esto del Informe PISA?

 

Cada tres años, la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) realiza el informe PISA, un informe del Programa internacional para la Evaluación de Estudiantes.

En esta prueba lo que se quiere medir es si los alumnos saben hacer lo que han aprendido (y no tanto si saben los contenidos de las asignaturas en sí). Hay tres pruebas con resultados independientes: competencia lectora, matemáticas y ciencias y generalmente, cada vez se centran en una de las áreas.

 

Volviendo al tema que tenemos entre manos, Finlandia ha creado un modelo de enseñanza de alta calidad e igualitario en que se da importancia a la equidad y a la cooperación. Su lema sería una educación universal, pública, gratuita y no selectiva (además es defendida por todos los partidos políticos).

 

¿Quieres saber un poco más acerca de las claves del sistema educativo finlandés? ¡Te lo contamos! Seguro que te sirve de inspiración.

 

5 claves del éxito del sistema educativo finlandés

 

La importancia de ser profesor/a:

Las docentes son profesionales muy valorados y tienen una gran autoridad tanto en la escuela como en la sociedad. Esto no viene dado por su sueldo, sino por la importancia que se le da a la educación. La titulación para acceder a la docencia es exigente y larga e incluye pruebas y entrevistas personales. Sí, el profesor tiene el reconocimiento y la importancia que se merecen. ¡Por fin en alguna parte se dan cuenta que las futuras generaciones y la sociedad están en sus manos!

 

Educación gratuita:

La educación es obligatoria y gratuita entre los 7 y los 16 años, por lo tanto, es accesible para todos. No se paga por libros ni por material escolar, hay una comida caliente al día en las escuelas y si los niños/as viven a más de 5 km de distancia de la escuela, es el municipio el que organiza y  paga el transporte. Igualito que aquí, ¿verdad?

Para más inri, no hace falta que los padres hagan un estudio comparativo entre centros porque todas las escuelas son públicas y de calidad.

 

La importancia del alumno en el aprendizaje:

El sistema educativo finlandés se basa en la idea de que cada niño es importante y que además, adquirirá más fácilmente los conocimientos si es feliz, está bien desarrollado y se le da libertad para que avance a su ritmo.  Los educadores finlandeses ponen por encima del éxito, la felicidad y toman pequeñas decisiones que promueven una enseñanza y un aprendizaje feliz. Se analiza de forma profunda las necesidades de cada alumno y el pilar de todo el proceso es que cada estudiante llegue a ser una persona responsable y capaz de tomar parte de la sociedad sin dejar de ser él mismo.

 

El ambiente es fundamental.

Sí, cada alumno debe sentirse en el cole, como en casa, es decir, que la atmósfera sea familiar y que se sientan a gusto en todo momento. Un ambiente relajado y libre de movimientos, con muchos espacios de trabajo y espacios para el descanso cómodos. El número de estudiantes por clase no sobrepasa los 25 y el de alumnos por colegio suele situarse entre los 400 o 500, por lo que se promueve esta atmósfera de proximidad que permite al tutor e incluso al director del centro, conocer a todos los alumnos.

 

Los horarios y la organización de las clases:

En las escuelas finlandesas se intenta respetar, en la medida de lo posible, el ritmo biológico de los niños/as y evitar el hastío y cansancio. La educación se toma en serio, pero también tiene un peso importante el juego y el descanso. El horario suele ser de 8 a 2 o 3, con unas 4 clases por día. Hasta que finaliza la escolarización obligatoria (a los 16 años), las clases se limitan a 45 minutos con descansos de 15 minutos entre sesiones, en las cuales los alumnos/as pueden charlar entre ellas, jugar, pasear, leer o lo que sea que les apetezca para desconectar. No está nada mal, ¿verdad?

 

 

¿Qué te ha parecido? ¿Cuáles crees que son los aspectos fundamentales de su éxito?

Evidentemente hay muchos más aspectos destacables que te contaremos en nuestro próximo post.

 

En FormArte creemos firmemente en un sistema educativo que de a las profesoras, como tú, la importancia que se merecen y que personalice la educación para que cada niño/a desarrolle sus capacidades al máximo.

 

¿Crees que llegaremos a tener un sistema educativo parecido en España? Cruzamos los dedos para que la respuesta sea que sí y que sea pronto.

FormArte, el arte de formar

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *