8 pasos para mantenerte enfocada en tus objetivos (II)

Seguimos contándote los pasos para mantenerte enfocada en tus objetivos. En el pasado post te contamos los cuatro primeros y hoy venimos con cuatro más.

Queremos que sea fácil y que tengas claro cómo trazar ese camino que te llevará a alcanzar tus sueños.

5 – Construye y sigue meticulosamente un plan

Para mantenernos enfocados en nuestros objetivos, necesitamos un plan. Un plan es lo que nos ayuda a pasar del status quo a alcanzar nuestras metas con el tiempo. Sin un plan, somos como un pez fuera del agua, atrapado flotando. Por lo general, terminamos fallando sin un plan.

Entonces, si te tomas en serio tus objetivos y quieres mantenerte hiper enfocado en lograrlos, crea un plan. ¿Cómo vas a llegar desde donde estás hoy para alcanzarlo? No solo digas que quieres lograrlos. Incluso imaginándolos lo suficientemente vívidos no será suficiente. Necesitas construir un plan.

Pero esto no debería ser cualquier plan, sino un plan de acción a lo grande. Es un plan en el que vas a tomar medidas a diario, sin tirar la toalla. Mira, todos sabemos que es difícil alcanzar esos grandes objetivos que nos propusimos. Pero por fuerza tiene que ser posible ya que otros antes que tú han logrado eso y mucho más.

Debes crear un plan a largo plazo para ayudarte a alcanzar tus objetivos, pero ten en cuenta que no es un plan estático. Es posible y probable que cambie a lo largo del camino.   Lo que no debería cambiar son tus objetivos. Puedes alcanzar tus objetivos siempre que puedas seguir un plan. Si ves que el plan no funciona, todo lo que tienes que hacer es cambiar ligeramente la dirección y no pasa absolutamente nada.

 

6 – Analiza tu progreso a diario

Una forma crucial de mantenerse enfocado en tus objetivos es realizar un seguimiento y analizar su progreso. De hecho, ¿de qué otra forma sabrás hasta dónde has llegado para alcanzar tus objetivos o cuánto queda por hacer? Es mucho más difícil hacerlo, eso es seguro.

Por ejemplo, en cualquier estrategia de marketing, una parte fundamental es en análisis. Analizar qué resultados nos está ofreciendo ese plan para ajustarlo o modificarlo si fuera necesario.

Hoy en día puedes usar tu smartphone o una hoja de cálculo para realizar ese seguimiento.

 

7 – Evita las dilaciones

A veces, mantenernos enfocados en nuestros objetivos significa evitar las distracciones y la procrastinación.

Es complicado pero siempre se puede hacer algo más para evitarlas.

Si realmente quieres alcanzar tus metas, toca tomar cartas en el asunto. ¿Cómo puedes evitar la procrastinación? Hay muchas formas de hacerlo. Por ejemplo, la técnica pomodoro u otras estrategias enfocadas a la productividad.

Se trata de tomar consciencia de qué te distrae y te retrasa y buscar la forma de evitarlo. Eso de decir que no puedes alcanzar tus objetivos por falta de tiempo es más una excusa que una realidad si nos paramos a pensar en cómo empleamos las horas del día. Siempre hay puntos en que nos desviamos y terminamos haciendo algo que, al fin y al cabo, no nos aporta nada.

8 – Implementar técnicas de motivación

El último, pero ciertamente no menos importante, método para mantenerse enfocado en sus objetivos es chutarse grandes dosis de motivación. Al principio es muy fácil, sí. Empezamos en las nubes de las ganas que tenemos de alcanzar nuestros sueños.

Sin embargo, el tiempo hace estragos y la motivación va disminuyendo a medida que pasa el tiempo. Aquí es clave implementar todas las estrategias de motivación que puedan servirte y te ayuden a mantenerte enfocada.

Si quieres algo con todo tu ser, harás lo que sea necesario para avanzar, pero ¿por cuánto tiempo? ¿Qué sucede cuando te sientes frustrado o tienes un mal día? ¿Qué pasa si sufres un gran revés o falla? ¿Qué te ayuda a seguir adelante? ¿Qué te ayuda a motivarte?

Porque, al final del día, depende solamente de ti el mantenerte enfocada en tus objetivos. La única persona a la que engañarías al no esforzarte todos los días para alcanzar tus objetivos, es a ti misma. Haz todo lo posible para evitar distracciones y pérdidas de tiempo, y trabaja hacia tus objetivos manteniéndote motivada.

Y si encuentras cierta resistencia, no es el final del camino. Incluso los genios han fallado mucho, y han fallado a menudo. No tengas miedo al fracaso.

No he fracasado. He encontrado 10.000 maneras que no funcionan

Thomas Edison

Sigue empujando, sigue adelante y nunca, nunca te rindas.

¿Quieres comentar este artículo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *